Hermosa actividad eucarística donde nuestros niños y jóvenes participaron con el sacerdote de una reflexión sobre nuestro amor a Dios, sobre el perdón y sobre el camino y exigencias que trae consigo ser hijo de Dios, finalmente se realiza la imposición de la Santa Ceniza.