Se rinde homenaje a las niñas del colegio, donde sus compañeros les llevan flores y dulces y trabajan para ellas en actividades culturales y recreativas, los niños más grandes tradicionalmente y por su propia voluntad les llevan mariachis, no solo a sus amigas y compañeras sino también a sus profesoras.